Valle del Clamores

Los valles del Eresma y Clamores son de tipo cañon u hoz, con laderas escarpadas, fondo plano y trazado ligeramente sinuoso. El cronista de la ciudad, Mariano Grau, en sus paseos hacia los ventorros, describió así la hoz del Eresma “…la hoz que las aguas del Eresma cavaran en la roca cretácea…en un panorama de suaves colinas a un lado y abruptos taludes por otro…entre doble fila de chopos reverentes”.

 En el fondo de ambos valles existen fértiles vegas, sobre aluviones de los ríos. En esas vegas se establecieron huertas, un gran número de monasterios como el de El Parral, molinos y el singular ingenio hidráulico de la Casa de la Moneda. Tras su magnífica adecuación, hoy son espacios predilectos para el paseo.