Sí, es posible: se puede correr por lo que en su día fue una sabana subtropical, poblada por antepasados de jirafas, caballos y tortugas; es posible andar sobre lo que en su día fueron las aguas de un mar tropical somero, habitado por tiburones, rayas y moluscos; y todo ello, sin necesidad de salir de Valseca, y en apenas media docena de kilómetros.

El próximo sábado 18 de mayo de 2019 se celebra la cuarta edición de la carrera pedestre y la marcha andando que lleva por título “El Garbanzal de San Isidro”. Más información en el perfil de Facebook de la carrera y marcha solidaria: Carrera De Valseca.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 4CARRERAPEDESTREELGARBANZALDESANISIDRO.jpg

El circuito discurre por los caminos y parajes del término municipal de Valseca (Segovia), sobre rocas y relieves que nos permiten reconstruir los paisajes que hubo aquí en los últimos 90 millones de años. Además, como contamos con las Geo-rutas de Valseca, cuyos recorridos y paradas coinciden parcialmente con las de la carrera y marcha solidaria, tenemos mucha información geológica en las fichas de la página web, accesible con los postes de códigos QR y en el panel próximo a la cantera.

Geologia de la carrera de El Garbanzal de San Isidro (78 ppi)

Mapa del recorrido por de la carrera  y la marcha facilitado por la organización (izquierda) y mapa geológico de la zona (derecha), extraído del mapa geológico nacional a escala 1:50.000 del Instituto Geológico y Minero de España.

Una carrera, dos mundos

Desde el punto de vista geológico, la carrera tiene dos partes perfectamente diferenciadas:

  • Desde el inicio (salida) hasta aproximadamente la mitad del recorrido, cuando transcurre por el camino de la Roda, el camino de Segovia y Camino Real, la prueba discurre por caminos sobre relieves alomados de campiñas de secano, surcadas por suaves vaguadas y estrechas vegas (parada 6 de la geo-ruta 1).

Bajo los caminos, el subsuelo está formado por rocas sedimentarias poco consolidadas, como arenas, arcillas, gravas y cantos (colores anaranjados y amarillos en el mapa); son las ‘tobas’ y ‘tobizos’, con intercalaciones de arcillas y gredas que contienen minerales muy raros y apreciados desde tiempos históricos (parada 3 de la geo-ruta 1). Se formaron en grandes planicies aluviales que grandes torrentes y ríos depositaron aquí a lo largo del Cenozoico (últimos 60 millones de años), cuando procedentes de la sierra arrastraban arenas, gravas y cantos. Todo ello bajo un clima subtropical de tipo sabana, con fauna y flora característica de ambientes como los del actual Serengueti.

Más información en las paradas de la Geo-ruta 1 (Los Galachos de Valseca).

Abanicos aluviales del cenozoico
  • Desde el punto más próximo a Zamarramala y La Lastrilla y hasta el final (meta), discurre por las inmediaciones del barranco de las Andihuelas, la cantera y El Barrero, se entra en los terrenos de las lastras y cuestas, planicies sobre rocas calcáreas (calizas, dolomías y areniscas; colores azulados y verdosos en el mapa), en las que se encajan barrancos y hocinos. Estas  rocas, por increíble que parezca, se depositaron en el lecho de antiguos mares someros y cálidos, en zonas subtropicales, que ocupaban estos territorios entre hace 84 y 75 millones de años. Por eso contienen restos fósiles de invertebrados marinos, como moluscos, corales, equinodermos… y hasta dientes de tiburón y raya.

Más información en la parada 3 de la Geo-ruta 2 de El Berrocal de Valseca.

Mar cretácico y diente de tiburon

En el tramo del recorrido que se pasa por las proximidades de las canteras, puede verse cómo las capas de roca (estratos), no están horizontales como originalmente se depositaron en el lecho marino, sino que están inclinados, y además hacia dos lados distintos, describiendo lo que se conoce como un pliegue anticlinal, cuya parte central ha sido erosionada, poniendo al descubierto los granitos de El Berrocal. Se formó hace ‘apenas’ 15 millones de años, a la vez que se levantó la sierra de Guadarrama y, cuyos empujes, rompieron y doblaron estas rocas.

Más información en la parada 5 de la Geo-ruta 2 de El Berrocal de Valseca.

Pliegue de El Berrocal (72ppi)

En definitiva, un recorrido tan corto como el que llevará la carrera  y la marcha, nos permitirá viajar, al menos con la imaginación, por paisajes pretéritos muy diferentes a los actuales, habitados por animales y plantas muy distintos.

Además de la Carrera, ese mismo día, en el marco de la XV Feria del Garbanzo de Valseca, están previstas dos visitas guiadas al renovado GeoMuseo de Valseca, a las 12.00 h (después de la Carrera) y otra a las 17.30 h; seguidas ambas de geo-rutas guiadas.

Para saber más…

PÁGINAS WEB DE LAS GEO-RUTAS DE VALSECA:

CHECA, M.J.; DÍEZ, A.; POSTIGO, J.M.; SÁNCHEZ, F.L. (1995). Guía de la Naturaleza en la Comarca del Eresma (Segovia). Puntos de interés e itinerarios didácticos. Mancomunidad de Municipios del Eresma y Junta de Castilla y León. 64 pp. + 4 mapas. ISBN 84-605-3066-3; D.L. SG-35/1995.

DÍEZ, A. Y MARTÍN-DUQUE, J.F. (2005). Las raíces del paisaje. Condicionantes geológicos del territorio de Segovia. En: ABELLA MARDONES, J.A.; SALINAS, B. y YOLDI, L. (Coords.), Colección Hombre y Naturaleza, VII. Ed. Junta de Castilla y León, 464 págs. ISBN 84-9718-326-6; D.L.: S. 1.752-2005. Descargar gratis en PDF.