Soy Javier González, geólogo segoviano e investigador del Instituto Geológico y Minero de España (IGME). Trabajo en el grupo de Geología Marina del IGME y estoy especializado en el estudio de depósitos minerales submarinos. Los fondos marinos son el objeto de nuestras investigaciones, por lo que regularmente realizamos campañas oceanográficas para la adquisición de datos geofísicos y muestras marinas que después procesamos, estudiamos e interpretamos en nuestros laboratorios. Nuestras zonas de trabajo principales son los márgenes continentales de la Península Ibérica tanto en el mar Mediterráneo como en el océano Atlántico así como la Antártida.

Os escribo desde el buque oceanográfico “Hespérides” en el que embarqué en Funchal en la isla de Madeira (Portugal) el pasado 2 de junio. Estamos realizando una campaña de geología marina llamada “Amuley” para el proyecto de “Ampliación de la Plataforma Continental de España al Oeste de las Islas Canarias”. El proyecto está coordinado por el Dr Luis Somoza (IGME) y en él participamos investigadores y técnicos del IGME, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el Instituto Hidrográfico de la Marina (IHM). Además, en esta campaña participan estudiantes y jóvenes licenciados de geología, ingeniería geológica y ciencias del mar de la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Cádiz. Trabajamos a turnos o guardias las 24 horas del día los 7 días de la semana, desde que se salió de puerto en Cartagena el día 7 de mayo hasta que se finalice la campaña en Tenerife el día 20 de junio.

Ahora navegamos por aguas internacionales a unos 500 km al oeste de las islas Canarias, lejos de tierra y de las rutas de navegación más frecuentadas. Estamos obteniendo datos geológicos que serán básicos para la defensa de la propuesta, que tendrá que hacer España ante las Naciones Unidas en Nueva York para ampliar su territorio al oeste de las islas Canarias. Esta ampliación territorial que se extendería entre las 200 millas marinas y un máximo de 350 millas podría suponer un incremento del territorio de unos 220.000 km2. Esto es una superficie equivalente a la mitad del territorio emergido de España o unas 31 veces la superficie de Segovia. Podéis haceros una idea del ingente trabajo que supone sondar el fondo marino en una superficie tan grande. ¿Y que supondría esa ampliación para España?. Desde el punto de vista de los recursos España tendría derecho de explotación sobre los recursos minerales (como nódulos de manganeso o sulfuros masivos) y energéticos (gas, petróleo) que pudieran existir en el fondo y el subsuelo marino de ese territorio. Además, también se tendría derecho a la explotación de recursos vivos bentónicos que vivan permanentemente en el fondo marino.

En los próximos días, aprovechando que estaremos relativamente cerca de la isla de El Hierro y dado que disponemos de la infraestructura del buque “Hespérides”, realizaremos un levantamiento batimétrico del volcán submarino de La Restinga. Los pasados meses de noviembre y diciembre de 2011 durante la campaña oceanográfica “Gaire” realizamos la cartografía de este volcán cuando se encontraba aún en proceso eruptivo y, ahora tras la fase eruptiva vamos volver a cartografiarlo para conocer cómo ha variado su tamaño y morfología en los últimos meses.

 

————//—-

¿Eres segoviano? ¿Tienes alguna relación con las Ciencias de la Tierra y te encuentras en el extranjero trabajando o estudiando?, www.geologiadesegovia.info quiere recoger tus experiencias en la sección  “geosegovianos por el mundo”. Para compartir tus vivencias, tan sólo has de escribir un correo electrónico a geologiadesegovia@yahoo.es y enseguida nos pondremos en contacto contigo.