Ayer, sábado 24 de febrero de 2018, ocurrió en Segovia un hecho que, como todo lo verdaderamente trascendental, pasó desapercibido para la mayor parte de los segovianos y los turistas que nos visitaron: se celebró la primera ruta geo-turística urbana guiada y programada, bajo el sugerente título de ‘Segovia’ antes de Segovia.

Aparentemente es un hecho intrascendente, entre las decenas de miles de rutas turísticas guiadas que se han celebrado y seguirán celebrándose en Segovia y el resto de España. Tampoco fue, ni mucho menos, la primera ruta geoturística guiada en nuestra ciudad, donde este tipo de actividades son comunes desde hace más de 30 años. Muchas otras ciudades y pueblos han diseñado y realizan rutas de este tipo desde hace años, pero suelen ser a demanda (cuando lo solicitan grupos) o bien programadas puntualmente, no de forma periódica. Lo que hizo la ruta de ayer especial, única, fue que se trataba de la primera vez que una institución pública (empresa municipal Turismo de Segovia, dependiente del Ayuntamiento de Segovia) incluía en un programa oficial (Conoce Segovia), junto a visitas turísticas comunes y altamente demandadas, otra de carácter geoturístico.

Posiblemente ninguna de las tan sólo diez personas que asistieron ayer eran conscientes de que ‘estaban haciendo historia’; pero los que han peleado por conseguir este nuevo hito en la divulgación geológica en Segovia, no van a olvidar esta ‘primera vez’.

Gracias a los que lo han hecho posible, desde la propia empresa municipal Turismo de Segovia, sus responsables y trabajadores; la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Segovia; al grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Segovia (Ángel Galindo) que lo propició a través de la moción al pleno; a la Asociación Geología de Segovia, siempre tan dinámica y propiciando altruistamente la divulgación geológica; a la joven mini-empresa segoviana DestinoGea (Pablo y Sonsoles), que se ocupa de su ejecución; y, por supuesto, a los participantes en la primera excursión.

Esperemos que esta actividad no se quede en una anécdota y se consolide en el programa en años venideros, ofreciendo un producto turístico novedoso, complementario y enriquecedor en la consolidada  y madura oferta de Segovia. Por de pronto, la próxima programada es para el sábado 10 de marzo a las 16.30 h.