En Geología estamos acostumbrados a los cambios que han ocurrido a lo largo de la historia de la Tierra. Cambios bruscos como los que provocan los terremotos (procesos geológicos internos) y otros más lentos como la erosión (procesos geológicos externos) que se observan al cabo de miles o millones de años. En ambos casos, ha sido la propia Tierra la que ha dado lugar a estas modificaciones. Pues bien, desde hace unos cuantos miles de años existe otro generador de cambios, en la mayoría de los casos irreversibles, que es el ser humano.

Mirador de Peñas Llanas desde su construcción en la década de 1970, con las pasarelas y balcones de madera rústica. Foto: ADH (2018).
Nuevo balcón metálico del mirador de Peñas Llanas. Foto: MFVR (2021)

Un ejemplo de su influencia es la intervención modernista realizada en el nuevo mirador de Peñas Llanas en Riaza (Segovia). Una brusca alteración del paisaje que supone la pérdida de un importante afloramiento de rocas metamórficas que comenzaron a formarse hace más de 440 millones de años y que ya no podrán volver a generarse.

Detalle del mirador de Peñas Llanas, previamente al inicio de las obras de remodelación. Foto: ADH (2019).
Aspecto actual del nuevo acceso por escaleras al mirador de Peñas Llanas. Foto: MFVR (2021)

El mirador de Peñas Llanas (que en algunos mapas y textos aparece erróneamente como Piedras Llanas o Piedrasllanas) está situado en las proximidades de la ermita de la Virgen de Hontanares de Riaza. Se encuentra catalogado como lugar de interés geológico (LIG) desde el primer inventario de la provincia de Segovia, realizado en el año 1989 y publicado en 1991, en el que está con el número 24 (“Mirador de Hontanares”). Posteriormente, ha permanecido en el inventario provincial de lugares de interés geológico de Segovia en las sucesivas ampliaciones y actualizaciones realizadas en la década de 1990 y en el siglo XXI, con una valoración de interés comarcal a provincial.

Su interés geológico radica, no tanto, como muchos suponen, en su carácter como mirador paisajístico desde el que se pueden reconocer elementos y conjuntos geológicos provinciales, sino en la singularidad de los afloramientos rocosos sobre los que se ubica. Estos corresponden a rocas metamórficas (metacuarcitas y pizarras) de edad Ordovícico, integradas en la Formación Alto Rey, correlacionable con la “Cuarcita Armoricana” de la Zona Centroibérica meridional del Macizo Ibérico.

Estructura sedimentaria de corriente en zona marina costera del Ordovícico, conservada en una sección de las cuarcitas del mirador de Peñas Llanas. Foto: ADH (2004).

En concreto, en los afloramientos situados en el mirador se reconocen estratificaciones y estructuras sedimentarias, previas al metamorfismo (laminaciones horizontales y cruzadas definidas por laminaciones de minerales pesados más oscuros), así como estructuras tectono-metamórficas (pliegues, crenulación, diaclasado). También es posible la existencia de icnofósiles, huellas dejadas por invertebrados sobre el fondo marino (Cruziana y otras).

Estructuras tectónicas y diaclasado ortogonal y oblicuo en las cuarcitas armoricanas, formando escalones, crestas («peñas») y planos o («llanas»). Foto: ADH (2018).

Precisamente la erosión diferencial de esas estructuras es la que ha determinado la forma del promontorio del mirador, típico de los relieves pseudoapalachianos. Estos relieves se caracterizan por crestones y barras (“peñas”) separadas por surcos o canales, y afloramientos con planos condicionados por el diaclasado ortogonal (“llanas”), lo que ha propiciado el topónimo del lugar como “Peñas Llanas”.

Crestón de cuarcitas armoricanas flanqueado por vaguadas erosionadas en pizarras, característico del relieve pseudoapalachiano del mirador de Peñas Llanas. Foto: ADH (2006).

Desde el punto de vista de su uso público en relación con sus características patrimoniales geológicas, ha sido objeto de visitas variadas: desde el punto de vista académico, campamentos de verano de varias promociones del grado en Geología de la Universidad Complutense de Madrid así como excursiones de los alumnos del grado en Biología de la Universidad SEK de Segovia; desde una perspectiva científica, congresos nacionales e internacionales del Hercínico y el Paleozoico en los años 80s y 90s; sin olvidar el punto de vista didáctico, prácticas de campo de los cursos para profesorado de enseñanza secundaria de los CEPs y CFIEs de la provincia de Segovia y divulgativo,  excursiones de la Asociación de Aficionados a la Mineralogía y de la Asociación Geología de Segovia; rutas geológicas guiadas ofertadas por empresas como Destino GEA.

Estructuras tectónicas en las superficies de los bancos de cuarcitas. Foto: ADH (2018).

Las condiciones de observación y aprovechamiento didáctico-divulgativo eran óptimas desde su adecuación en 1975, debido: al fácil acceso, incluso con vehículos de motor, hasta las proximidades del mirador, con un aparcamiento amplio; a los antiguos caminos realizados con mampostería de las propias rocas del afloramiento, en las cuales se reconocían las estructuras sedimentarias y tectónicas; a las pasarelas de madera intermitentes, que permitían salirse del camino y reconocer los afloramientos laterales de la senda; así como al prácticamente nulo impacto de la instalación en el afloramiento rocoso sobre el cual únicamente se apoyaba, sin grandes excavaciones ni ocultaciones por terraplenes.

Antigua pasarela de madera del mirador de Peñas Llanas, apoyada ligeramente sobre los afloramientos rocosos. Foto: ADH (2006).
Actual rampa de acceso al mirador metálico, destruyendo los afloramientos sobre los que se apoya y las márgenes. Fotografía: MFVR (2021)

Este lugar de interés geológico aparece recogido en multitud de obras, tanto científicas como divulgativas, comenzando por el apartado específico que le dedica el libro “Las raíces del paisaje”, editado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en 2005; también en el libro de rutas en bicicleta por los lugares de interés geológico de la provincia de Segovia escrito por Juan Pedro Aragoneses y Gonzalo Lozano, publicado por la Diputación de Segovia. Recientemente ha sido recogido como fotografía de portada del capítulo 1, dedicado a “La Gea y la Historia de Segovia”, del volumen I de la colección “Historia de Segovia y su provincia” publicada por la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce y la Diputación de Segovia.

Afloramiento de cuarcitas en el mirador de Peñas Llanas antes de la construcción del nuevo mirador, que los ha cubierto. Esta fotografía, en su versión profesional realizada por J.M. Cófreces, sirve de portada al capítulo «La Gea y la Historia de Segovia«. Foto: ADH (2019).

Por todo ello, la Asociación Geología de Segovia quiere mostrar su indignación ante la realización de este tipo de construcciones sin tener en cuenta los LIGs de nuestra provincia y su repulsa ante este tipo de actuaciones que perjudican seriamente el patrimonio geológico, el cual, es imposible de restituir y, por tanto, SE PIERDE PARA SIEMPRE.

Vertido en terraplén de los restos del desmonte del afloramiento rocoso tras la obra del nuevo mirador metálico, tapando los afloramientos de roca y con impacto visual. Fotografía: MFVR (2021).

Una vez hecho el daño, al menos nos queda la esperanza de que los visitantes sepan apreciar, no solo el paisaje que observan frente a ellos desde el mirador, sino también los restos de las rocas ‘millonarias’ sobre las que este se apoya y que cuentan la historia geológica de Segovia.

Asociación Geología de Segovia