Se acaba de publicar en la colección ‘Planeta Tierra’, editada conjuntamente por Catarata y el IGME, el número 20, correspondiente a la obra titulada “Palabrero Geológico”, de la que es autor el Dr. Juan José Durán Valsero.

Como bien recoge la entrada en la gina web de la Editorial Catarata dedicada a esta obra, se trata de una recopilación de topónimos y nombres de uso común relacionados con la geología. De la misma manera que un romancero es una colección de romances, un palabrero es una colección de palabras. En este libro se presenta una colección relacionada con nombres comunes de elementos geológicos, como rocas o minerales, y también con topónimos que designan lugares con un significado especial, geológico, en cualquiera de sus vertientes: geomorfológica, hidrológica, petrológica o minera. Muchos de estos vocablos están hoy, desgraciadamente, en desuso o son escasamente conocidos o utilizados por los investigadores o aficionados a las ciencias de la tierra. Sin embargo, abundan por la geografía española y son utilizados por aquellos otros palabreros, personas que hablan desde el poso de la sabiduría popular, designando con gran precisión aquello que tienen a su alrededor, a veces de manera más precisa que otros conceptos más recientes o que los cada vez más frecuentes neologismos o barbarismos, importados de otros idiomas. Muchos de los términos recopilados en este palabrero son auténticas joyas lingüísticas, que no merecen estar condenadas a desaparecer, por falta de uso o por mero desconocimiento. Las nuevas generaciones deben saber qué es una alfaguara en Andalucía o un argayo en Asturias; un boquerón en Castilla-La Mancha o una burga en Galicia; un cabezo en Murcia o un jameo en Canarias. Y entenderán cómo es posible que los mejores jacintos de Compostela se encuentren en la Comunidad valenciana, que existan fuentes mentirosas en Cataluña o que una apretura no sea lo que parece en Extremadura.

 

El autor, Juan José Durán Valsero es Científico titular del IGME y Director del Departamento de Investigación en Recursos Geológicos. Doctor en Ciencias Geológicas y licenciado en Geografía e Historia, ha sido profesor asociado en la Universidad Autónoma de Madrid. Es codirector de la Unidad Asociada entre el IGME y la Universidad de Málaga sobre Estudios Hidrogeológicos Avanzados y académico correspondiente de la Academia Malagueña de Ciencias. Es también coautor, junto con Sergio Martos y Raquel Morales, de otra obra recientemente publicada en esta misma colección, titulada “El agua subterránea en la historia“.

 

Tenemos que agradecer al autor, el interés que ha tenido por incorporar vocablos procedentes de la provincia de Segovia, tanto como acepciones de otras palabras también usadas en otras provincias (como galachobarranca, fraile, monjas…), como significados que únicamente se han recopilado en Segovia (piedra centenera, pítoles, sangrimoros…) También hay fotografías alusivas a los términos ‘segovianos’, como unos pítoles de la comarca de Sepúlveda. La presencia de los términos y acepciones de la provincia de Segovia, junto con Doñana (por su especial riqueza), la provincia de Málaga y otras zonas como el Guadarrama madrileño, copan más de la mitad de los términos recogidos en la obra.

Enhorabuena por esta magnífica obra de recopilación documental a caballo entre la etnografía y la geología, que se viene a sumar a las publicaciones dedicadas a lo que se ha venido a denominar etnogeología, en las que la provincia de Segovia es pionera y puntera.