La geología segoviana está de nuevo de enhorabuena, en la última edición de las becas del Instituto de la Cultura Tradicional Segoviana Manuel González Herrero se ha vuelto a premiar a un nuevo trabajo de carácter geológico.

Se trata de un trabajo en el que un grupo interdisciplinar de cuatro personas (Guadalupe de Marcelo Rodao, Andrés Díez Herrero, Adrián Escobar y Alberto Díez Herrero) analizará las medidas que desde el comienzo de los tiempos las poblaciones segovianas han desarrollado para reducir los efectos y daños de los desastres naturales. Según el equipo ganador de esta beca «las comunidades han desarrollado estrategias de mitigación que han dado lugar a un importante legado cultural, tanto material como inmaterial, para la predicción, prevención y corrección de desastres». Es por ello que, abarcando desde construcciones, artefactos, documentos u obras de arte hasta leyendas, ritos, danzas o música, los beneficiarios de la última beca de este 2019 esperan poder recopilar un buen número de los desastres naturales históricos más importantes que han acontecido en Segovia y que han condicionado la cultura de uno u otro modo.
Este trabajo es el segundo de carácter geológico que se beca desde el Instituto Gonzalez Herrero, y es que en 2018 se presentó bajo el título «Las piedras y los paisajes en la cultura tradicional de la provincia de Segovia» que se conviertió en el primer libro exclusivamente sobre etnogeología segoviana.