El próximo 25 de octubre, se celebra en Segovia la fiesta de San Frutos, patrón de la ciudad y su diócesis. Hemos querido aprovechar la ocasión para recordaros que las Hoces del río Duratón, donde se centrarán muchos de los actos en honor al Patrón, se encuentran en un paraje singular belleza desde el punto de vista geológico, hasta el punto que ha sido declarado LIG (lugar de interés geológico) en numerosos catálogos realizados en el ámbito nacional, regional y provincial. Por otro lado, a San Frutos se le atribuyen numerosos hechos milagrosos, alguno de los cuales tienen mucha relación con la geología del lugar y sus procesos activos (desprendimientos, formación de diaclasas…); y para los cuales se han propuesto explicaciones geológicas, que no tienen por qué ser contradictorias con la tradición religiosa.

hoces-del-duraton-foto-antonio-izquierdo

Foto: Antonio Izquierdo (Facebook)

Descubre la geología de las Hoces del Duratón por ti mismo

Tal es la importancia de las Hoces del Duratón, que ha sido objeto de estudio geológico desde el siglo XIX (trabajos de Casiano de Prado y Daniel de Cortázar) y destino de miles de excursiones y visitas técnicas, como: salidas de campo de las universidades de Madrid y Valladolid desde los años 1940s; la excursión de la Comisión de Tectónica de la Sociedad Geológica de España en 1993; la celebrada en 1996 dentro de la Bienal de la Real Sociedad Española de Historia Natural; una de la excursiones de la Reunión Nacional de Geomorfología celebrada en Valladolid en 2002; la excursión “Así se formaron las Hoces del río Duratón” en la Semana de la Ciencia 2005; la edición del Geolodía Segovia del año 2009; las excursiones de Vencer al Cáncer en 2013 y 2104; la excursión post-reunión de la X Reunión Nacional de la Comisión de Patrimonio Geológico de la Sociedad Geológica de España, celebrada en Segovia en 2013; o las actividades del I Encuentro de Geología de Castilla y León, que la AEPECT organizó en 2015 en Sepúlveda.

Para que vosotros seais capaces de recorrer las Hoces por vuestra cuenta, aquí os traemos los guiones de tres de estas actividades:

  • En el marco de la V Semana de la Ciencia de Madrid (16 de noviembre de 2005) el IGME organizó una excursión cuoyo objetivo principal es comprender, de forma sencilla, cómo se formó el paisaje del Parque Natural de las Hoces del río Duratón, a través de paradas en el campo que nospermiten observar rocas, estructuras y relieves mediante los cuales podremos remontarnos en el pasado para reconstruir acontecimientos verdaderamente sorprendentes. Puedes consultar el guión de esta excursión pinchando en este enlace o en la imagen.

  • Guión del Geolodía que se celebró el 31 de mayo de 2009. En él se propone la visita a cinco miradores: Puerta de la Fuerza, La Glorieta, Puente de Villaseca y los alrededores de la Ermita de San Frutos para conocer los secretos geológicos del parque natural de las Hoces del río Duratón. Puedes descargar el guión desde este enlace.
  • Con intención de promocionar el turismo en el llamado “Camino de San Frutos” El Adelantado de Segovia publicó un folleto en el que se explica la geología del mismo. La ruta comienza en los piés del Acueducto y termina en la ermita de San Frutos. Puedes descargar el suplemento desde este enlace.

San Frutos y sus ‘milagros geológicos’

(extracto de Las raíces del paisaje; Díez y Martín, 2005)

Sin duda alguna, de los múltiples milagros y hechos atribuidos a San Frutos, el más popular es el de la Cuchillada: según la hagiografía reciente (Díaz, 1971), ante la llegada de los infieles musulmanes a las inmediaciones de su retiro en una península de las Hoces del Duratón, San Frutos dio un fuerte golpe con su cayada, y señalando una raya en el suelo con su báculo, provocó que las peñas se abrieran formando una profunda hendidura. Esta grieta, que algunos reconocen hoy en día, separa en dos partes la península rocosa de la orilla interna de un meandro de las Hoces, precisando un pequeño puente para ser salvada por los visitantes y fieles que acuden hasta la ermita del Santo. Calleja (1983) narra el suceso en forma de verso:

“Pero, al hollar los primeros

la raya que trazó el Santo

un estruendo pavoroso

retumbó en montes y llanos

al tiempo que se partía

la roca de arriba abajo

por la línea que trazó

san Frutos con su cayado,

quedando a un lado los moros

y a otro lado los cristianos”.

 

Una explicación geológcuchillada-de-san-frutos-y-puenteica sobre la formación de la grieta podría esclarecer lo ocurrido. La Cuchillada parece corresponder a una de las múltiples diaclasas que existen en las rocas carbonáticas de las Hoces, producidas por efecto del plegamiento alpino; en concreto, esta diaclasa se asocia a la charnela de una amplia inflexión anticlinal que afecta a toda la península que encierra el meandro. Estas grietas han sido posteriormente ensanchadas por erosión y disolución kárstica, así como por el desprendimiento de grandes bloques desde los cortados próximos. Y aquí puede estar la clave de lo acontecido en el siglo VIII de nuestra era: San Frutos, con los golpes de su cayada, o apalancando en alguna pequeña fisura de las paredes de la grieta, pudo provocar un desprendimiento que ensanchó la misma. Estos desprendimientos se producen de forma natural a lo largo de los cortados rocosos del cañón, y sólo en las inmediaciones de la ermita se han catalogado más de media docena de importancia en la última década.

Otro milagro de reciente narración, vinculado igualmente a San Frutos y a la geología, es el de ‘Artribio el cantero’ (Sanz 1988). Parece ser que, a pesar de su ceguera causada por una esquirla de roca, la inspiración de San Frutos le permitió labrar una escultura del Santo con destreza.