Se presenta el circuito de carreras pedestres de Segovia 2018, una muy buena oportunidad para descubrir la geología segoviana mientras se hace deporte. Muchas de estas carreras recorren lugares que tienen una geología muy interesante y de la que podremos disfrutar tanto previamente (preparando el recorrido en entrenamientos), durante la competición (si tenemos aliento), como después de ella. Estas son algunas de las carreras que se organizan:

Carrera del Ajo, Muñoveros (11/03/2018)

Muchos se toman esta carrera como una prueba de cara a la Media maratón Ciudad de Segovia que se celebra después y es que su kilometraje, fuerte subida y el frío de las fechas en las que se suele celebrar la han convertido en un test para tomarse el pulso antes de otras pruebas más largas.
Muñoveros está situado en el contacto entre la Tierra de Pinares y las campiñas segovianas. Los arenales de la Tierra de Pinares están constituidos por arenas arcósicas (formadas por granos de cuarzo y feldespatos) que fueron movilizadas por vientos del oeste a lo largo de los últimos miles de años, formando campos de dunas y mantos arenosos. Las campiñas son relieves alomados en materiales miocenos y paleógenos detríticos (arenas, arcillas y conglomerados), que se forman por la erosión de pequeñas vaguadas y cauces estacionales, que dejan entre ellos lomas y colinas de formas redondeadas, que enlazan con el fondo de las vaguadas con laderas muy tendidas (glacis).

 

correr2

Carralagunas, Cantalejo (21/04/2018)

Esta ciudad situada en plena Tierra de Pinares es escenario de varias pruebas deportivas a lo largo del año. En abril, dentro del circuito de Carreras Pedestres, se celebra la “Carralagunas” que recorre (tanto la propia carrera como la marcha senderista que la acompaña) las lagunas y pinares a la localidad.

Partiendo de la Ermita del Pinar, rápidamente la carrera se introduce en el pinar y enseguida los corredores descubren las primeras lagunas. Estas lagunas, pequeñas y con poco agua, se sitúan en zonas endorreicas entre los ríos Cega y Duratón y su aparición se relaciona con lugares de surgencia de aguas subterráneas.
Estas lagunas se localizan en las zonas deprimidas o más bajas dentro del manto arenoso de la Tierra de Pinares, ocupando posiciones que corresponden a los antiguos espacios entre dunas o en las zonas donde se produjo la erosión eólica de las arenas.

Subida a San Cebrián, Fuentepelayo (24/03/2018)

Se trata de una carrera larga que está acompañada por los vecinos del pueblo encargandos de animar la prueba. Tras la salida en la plaza, enseguida transcurre por largas pistas forestales que nos llevan hasta San Cebrián.

Este cerro es un lugar de interés geológico singular de la provincia de Segovia. Se trata de un relieve asociado a los denominados macizos satélites del Sistema Central, unas alineaciones paralelas a la dirección principal de la Sierra (OSO-ENE), constituidas por bloques elevados a favor de sistemas de fallas inversas (antiguos horsts, ahora pop-up). Como se han elevado por encima de la planicie circundante, la erosión de las rocas en estos macizos, ha dejado al descubierto rocas más antiguas que las de su entorno de la Tierra de Pinares y las campiñas arenosas. De esta forma en el cerro de San Cebrián y su entorno aparecen granitos como los de la Sierra (con edades de cerca de 300 millones de años) e incluso calizas y dolomías cretácicas, como las existentes en la ciudad de Segovia.

correr1

Villa de Turégano, Turégano (27/05/2018)

Esta carrera ha convertido en muy pocas ediciones en un éxito tanto de público como en lo que se refiere a la organización. No te olvides de reservar fuerzas para el final, tras la parte pedestre del recorrido, todavía queda un tramo urbano que zigzaguea entre las calles del pueblo.

Turégano se encuentra enclavado en plena campiña y por lo tanto las rocas que se observan en los taludes y laderas de los cerros son materiales detríticos (arenas, arcillas y conglomerados) depositados a lo largo del Cenozoico como consecuencia de la erosión de las rocas de la Sierra y su transporte por torrentes y abanicos aluviales hacia el centro de la cuenca del Duero. Buena prueba de ello es la secuencia de bancos de arcillas, arenas y conglomerados que se reconocen en las márgenes de la carretera que asciende hacia el castillo, o en la base de los muros del castillo en el foso. En estos bancos de roca predominan los colores rojizos y amarillentos que se formaron en antiguos suelos bajo climas alternantes secos y húmedos de tipo sabana. También resulta de interés el valle formado por el río Mulas, y que además


Estas son otras carreras que también tienen lugar en la provincia de Segovia pero que no aparecen en el calendario de pedestres:

LA VUELTA a los Jardines de La Granja ( 21/01/2018)

Una bonita introducción a las carreras por montaña. Surgida como una reunión entre amigos, se ha convertido en una cita imprescindible que da comienzo a la temporada de carreras populares tras las Navidades. Es una carrera muy rápida que transcurre por las calles de los Jardines del Palacio de La Granja para, enseguida, tomar el camino que transcurre paralelo a la valla del Palacio. Se cruza la Mata de la Sauca de oeste a este y se deja a la derecha El Chorro para descender rápidamente y volver a las calles del Real Sitio.

Justo cuando se alcanza la cota máxima de la carrera, un buen momento para recuperar el aliento, si se consigue alzar la cabeza, se puede observar el Chorro Grande. El origen de este salto de agua se debe también a la aparición de rocas muy duras y resistentes en el cauce del arroyo que lo forma. En concreto, la mayor parte de resaltes rocosos que existen en el entorno del Chorro están constituidos por unos gneises muy claros (leucogneises), con mucho contenido en cuarzo y feldespato, y que son muy resistentes a la erosión. Estos gneises ofrecen unas superficies curvas de exfoliación y lajamiento, similares a las que se desarrollan en granitos, de modo que existe una gran similitud de formas entre el tramo superior de este Chorro y las que podrían aparecer en un pequeño domo granítico: grandes lanchas curvas, bloques y formas acastilladas sobre las lanchas, etc.

El Chorro Grande presenta una singularidad y es su mayor prominencia visual. Nos referimos a la presencia de una masa importante de aplitas (un tipo de granito muy claro, con granos minerales muy pequeños, y muy resistente a ser erosionado) en la margen derecha de la cascada (a la izquierda según se mira desde abajo). Esta masa rocosa forma una ladera típica de domos graníticos de exfoliación, y el hecho de que localmente se la conozca como La Panza es bien ilustrativo.

Cuando se está descendiendo hacia el centro urbano, al este, se observa La Atalaya y el valle del Cambrones, donde se encuentran las famosas “Calderas”, una sucesión de marmitas de gigante y pequeños saltos y rápidos, que están entre los de mayores dimensiones de la Sierra de Guadarrama; y que bien merecen una visita específica en otra carrera.
+info:http://www.gmlaacebeda.com/

Senda de los Frailes, Sebúlcor (No aparece dentro del circuito, fecha por confirmar)

Desde que la revista Corricolari la nombró como una de las carreras populares más bonitas de España, los dorsales para esta carrera se agotan rápidamente. Parte de la plaza de Sebúlcor tras el aviso (hay que estar muy atento) que un monje realiza de que podemos comenzar a recorrer el viejo camino que une la localidad con el Convento Nuestra Señora de la Hoz (que con el esfuerzo y dedicación de los vecinos de Sebúlcor ha sido recientemente declarado Bien de Interés Cultural).
Tras unos primeros kilómetros atravesando la Tierra de Pinares, se abandona la pista, el pinar y nos introducimos en un camino empedrado que, sin darnos cuenta, nos deja observar una de las vistas más impresionantes sobre las hoces del río Duratón. Tras una fuerte, pero breve subida, la carrera se dirige de nuevo hacia el pueblo volviendo a las anchas pistas del pinar.
Si bien es cierto que todo el mundo conoce las hoces del río Duratón, posiblemente el Lugar de Interés geológico más conocido de toda la provincia, esta carrera es un buen ejemplo de “etnogeología” puesto que el convento debe su nombre a su ubicación en la orilla interna de un constreñido meandro del cañón, cuya forma en planta recuerda al apero de labranza. Además, en la orilla interna del meandro, en la que se encuentra el convento, hay un registro histórico de los desprendimientos de rocas, algunos de los cuales se remontan ya a la época de los Reyes Católicos. Otro elemento geológico de interés a observar en el cañón son los denominados “torrentes colgados”, valles de pequeños afluentes del Duratón cuya desembocadura ha sido decapitada por la erosión lateral del río principal, haciendo que cuando circula agua por los mismos, se precipite en cascadas.
+info: http://amigosdelconvento.blogspot.com.es/

Carrera Monumental, Segovia (18/02/2018).

Frío, mucho frío es lo que caracteriza a esta carrera que discurre por las calles de Segovia. Partiendo de la Plaza Oriental transcurre por la parte norte de la muralla, hasta la Fuencisla. Después, recorriendo la “Cuesta de los Hoyos” vuelve al casco histórico para, tras pasar por Alcázar y Catedral, terminar en la Plaza del Azoguejo tras diez kilómetros de carrera.
Discurre por varios lugares que sirven para observar las huellas de la geología sobre la ciudad y cómo esta ha condicionado el desarrollo histórico y social de la propia Segovia. Empezando por el contacto entre las rocas de la Sierra y las lastras arenosas y calcáreas en el Azoguejo; para seguir por la ladera norte de la mesa sobre la que se ubica el recinto amurallado, con frecuentes huellas de desprendimientos, deslizamientos y vuelcos (San Marcos 10); a continuación se observa la corta de meandro artificial del río Eresma en La Fuencisla, con el paso sobre el puente que da acceso a la Cuesta de los Hoyos; en esta carretera, también restos de antiguos desprendimientos y las medidas de estabilización de taludes (mallas, bulonados, etc.), junto a las cavidades formadas por karstificación, que dieron nombre a la zona (hoyos) y que fueron aprovechadas para los enterramientos en el cementerio judío.
+info: http://www.intenxitysport.com/

La Pirona, Torreiglesias (no entra dentro del circuito oficial, sin fecha de celebración aún)

Tiene salida y meta en Torreiglesias tras un durísimo circuito marcado por el descenso y posterior ascenso del cañón formado por los ríos Pirón y Viejo.

Por su diversidad de formas, los cañones de los ríos Pirón y Viejo constituyen una localización de elevado interés didáctico. Estos dos ríos confluyen sobre un terreno de rocas “calizas” (en realidad dolomías, calizas y margas), de manera que las formas del relieve de este entorno son producto de una combinación e la acción geomorfológica de los ríos (procesos fluviales) y de la disolución de las rocas carbonáticas (procesos cársticos o kársticos).
Todo esto se traduce en un valle de paredes bastante verticales y fondo plano que serán duras de superar por los corredores, pero cuyo esfuerzo se verá recompensado por el paisaje de este Lugar de Interés Geológico. Más en detalle, en estos cañones se encuentran muchos elementos de interés, como las cuevas de La Vaquera y La Arena, la sima (dolina de colapso), el manantial kárstico de Covatillas, y la falla cercana al puente de Covatillas que pone en contacto materiales metamórficos y sedimentarios, entre otros muchos.

Calendario Circuito de Carreras Pedestres Provincia de Segovia 2018:
– Cantimpalos: 11/febrero.
– Fuentepelayo: 24/marzo.
– Torreiglesias: 7/abril.
– Cantalejo: 21/abril.
– Turégano: 27/mayo.
– Juarros de Voltoya: 1/julio.
– Fuenterrebollo: 14/julio.
– Nava de la Asunción: 18/agosto.
– Espirdo: 16/septiembre.
– Rades de Abajo: 6/octubre.
– Carbonero El Mayor: 28/octubre.
– Cabañas de Polendos: 11/noviembre.

Información actualizada en http://pedestresdesegovia.blogspot.com.es/