Durante las primeras semanas del mes de diciembre de 2014, la iniciativa «Apadrina una roca» lanzó una campaña navideña para aumentar el número de Lugares de Interés Geológico (LIG) apadrinados además de animar a todo el mundo a colaborar en la conservación y puesta en valor del patrimonio geológico segoviano. Por cada lugar apadrinado se recompensaba con una reseña en la que se explica su geología. Estos fueron los LIG apadrinados, pero si te apetece, puedes seguir participando sin ningún compromiso y de manera totalmente gratuita visitando la web www.apadrinaunaroca.es

El berrocal de Ortigosa del Monte
Si hubiera que destacar algún rasgo esencial del piedemonte granítico del suroeste segoviano, que le otorgaría personalidad propia con respecto a otros terrenos graníticos, éste podría ser la ausencia de ‘montes isla’ de estructura dómica (denominados bornhardt), y la existencia, en su lugar, de formas acastilladas que aparecen como pequeños relieves residuales (berrocotos) +información


La columna cenozoica de Turégano
La carretera entre Segovia y Aranda de Duero (C-603), a su paso por Turégano, una vez superada la bella plaza porticada de esta localidad (Plaza de España) en sentido Aranda, asciende al cerro de la margen derecha del valle del río Mulas describiendo una serie de curvas que dejan en su margen derecha el recinto amurallado del famoso castillo de Turégano. +información


Lagunas de la Tierra de Pinares
Las llanuras arenosas de la provincia de Segovia, la denominada ‘Tierra de Pinares’, constituyen una singularidad geomorfológica dentro de la Península. Si bien pueden encontrarse formaciones geológicas y paisajes similares en otras regiones ibéricas, no es muy común que ocupen una superficie tan extensa como en esta comarca situada al sur del Duero, entre las provincias de Segovia, Ávila y Valladolid.. +información


La columna de Sacramenia
La ciudad de Segovia se sitúa a caballo entre el piedemonte cristalino (planicie labrada en granitos y gneises donde se ubica la Segovia moderna), y las lastras calcáreas (colinas en forma de mesa donde radica el recinto amurallado). Entre ambas unidades, una amplia vaguada o surco, que el canal del acueducto tiene que salvar mediante la doble arquería monumental. +información

Los xenolitos de Otero de Herreros
El municipio de Otero de Herreros colocó hace un par de años un panel explicativo sobre los xenolitos o gabarros. Este afloramiento, que también se puede encontrar en localidades próximas con La Losa o El Espinar, está formado por rocas graníticas de diferentes tipos que se distinguen por el diferente contenido de sus minerales principales.+información


La Ciudad de Segovia y su entorno
En el entorno del territorio que actualmente ocupa la ciudad de Segovia convergen una serie de circunstancias que hacen de esta zona un lugar de enorme interés geológico-geomorfológico: coinciden varios contactos litológicos, los ríos Eresma y Clamores han excavado valles y cañones y la ancestral presencia humana en los alrededores. +información

Valles del Eresma y Clamores en Segovia
La ciudad de Segovia se sitúa a caballo entre el piedemonte cristalino (planicie labrada en granitos y gneises donde se ubica la Segovia moderna), y las lastras calcáreas (colinas en forma de mesa donde radica el recinto amurallado). Entre ambas unidades, una amplia vaguada o surco, que el canal del acueducto tiene que salvar mediante la doble arquería monumental. +información


La mina de la Atalaya
La denominada “mina de La Atalaya”, “mina del Cambrones” o “mina de plata de La Granja” en realidad es una de las múltiples labores mineras que se distribuyen por el piedemonte de las alineaciones montañosas de El Atalaya y el cerro de Cardosillas y en los valles circundantes (arroyo de La Atalaya, arroyo de Gamones, arroyo de La Mina-duplicado- y río Cambrones…), en los términos municipales de Trescasas y Palazuelos de Eresma (Segovia). +información