Andrea Martín Pérez es una geóloga segoviana que ha dedicado los últimos años a investigar la mineralogía de la Cueva de Castañar en Cáceres. Tras este largo periodo y un duro esfuerzo en los últimos meses, el jueves 19 leerá su tesis doctoral titulada «Formación de dolomita y otros carbonatos magnésicos en condiciones de exposición subaérea. La Cueva de Castañar».

La Cueva de Castañar se localiza en la provincia de Cáceres, en el municipio de Castañar de Ibor. La cueva se desarrolla en los materiales de edad Neoproterozoico-Cámbrico que afloran en el anticlinal de Ibor. Se trata de una alternancia de pizarras y grauvacas con intercalación de algunos niveles de dolomías ricas en hierro y magnesitas. Los rasgos exokársticos son muy escasos en la zona. La cueva se formó por disolución de estos niveles junto con los colapsos de las pizarras y grauvacas alternantes.

Los espeleotemas de la Cueva de Castañar presentan gran variedad morfológica incluyendo formas masivas como coladas, banderas, columnas estalactitas o estalagmitas, formas ramosas o fibrosas como excéntricas (helictitas), flores y pompones y otros espeleotemas como costras, rafts, coraloides, “gours” y “moonmilk”.  Tal es la importancia de la Cueva de Castañarque está reconocida como Lugar de Interés Geológico

La lectura de la tesis se realizará el jueves 19 de enero a las 11:00h en el Aula Seminario (Planta 8, Departamento de Petrología y Geoquímica) de la Facultad de CC. Geológicas de la Universidad Complutense de Madrid.