Segovia es una provincia rica en minerales. No tanto por localizarse grandes concentraciones o por la espectacularidad mineralógica de las muestras (que también las hay), sino por la variedad de las especies minerales representadas, que supera el centenar. Esta diversidad es similar a la descrita en otras provincias limítrofes, como Guadalajara, Madrid o Burgos; y muy superior a la de otras vecinas, como Valladolid, Ávila o Soria.

El hecho de que en nuestra provincia confluyan las tres principales unidades geológicas de la península Ibérica (Macizo Hespérico, Cuencas y Cordilleras Alpinas, y Cuenca Cenozoica del Duero), hace que exista una amplia diversidad de tipos de rocas (ígneas, metamórficas, sedimentarias) de diferentes edades (paleozoicas, mesozoicas, cenozoicas), con una larga crónica geológica de procesos endógenos y exógenos, lo que lleva asociadas concentraciones de minerales de muy distinto origen y composición.

Se han descrito muchas tipologías de yacimientos minerales en Segovia, desde los endógenos a exógenos, asociados al plutonismo o al metamorfismo, hasta sedimentarios y diagenéticos, hidrotermales con diferentes temperaturas o actuales lacustres.

Y en todos estos yacimientos se han descrito mineralizaciones, asociaciones y paragénesis de numerosas especies minerales y variedades; con labores mineras desde la Prehistoria hasta nuestros días.

LOS MINERALES DE LA SIERRA Y SU PIEDEMONTE

Entre los minerales más frecuentes en la Sierra (Malagón, Guadarrama, Somosierra y Ayllón), sus piedemontes y valles intramontanos y los macizos satélites ígneo-metamórficos (Monterrubio, Santa María-Bernardos-Carbonero, Valseca-Bernuy de Porreros, Zarzuela del Pinar, Fuentidueña, Honrubia…) se encuentran:

  • Variedades de la sílice: cuarzo (en todas sus variedades), jaspe, calcedonia, sardónice, ópalo…
  • Feldespatos: potásicos (ortoclasa y microclina) y plagioclasas (albitas y arnortitas)
  • Micas: moscovita, biotita, clorita, flogopita, vermiculita…
  • Turmalina: chorlo y verdelita
  • Granates: almandino, grosularia, andradita…
  • Otros minerales: cordierita, serpentina, talco, anfíboles, baritina, berilo, wolframita, casiterita, oro nativo, plata nativa, cuprita, cobre gris, pirolusita, siderita, galena, pirita, calcopirita, malaquita, magnetita, blenda, bismutinita, torbernita, azurita, arsenopirita, fluorita, molibdenita, palygorskita, grafito, sillimanita, andalucita, cianita, estaurolita, cloritoide, apatito, alunita, alumbre, melanterita, antimonita, rutilo, hematites, limonita, goethita…
dendritas-de-pirolusita-en-m3rf-valseca

Dentro de los yacimientos cabe destacar: el Cerro de los Almadenes, donde están representados más de la mitad de los minerales de la provincia, y Navalcubilla, ambos en Otero de Herreros; el arroyo Zancado y cantera de Las Suertes en Vegas de Matute; Cabezo Reina y El Estepar en San Rafael (El Espinar); El Atalaya (San Ildefonso-Tres Casas); el arroyo Cerezuelo (Cerezo de Arriba); las cortas de Becerril y El Muyo; y los yacimientos de Villacorta, Madriguera y el Negredo.

LOS MINERALES DE LA MESETA Y EL LLANO

La diversidad de los minerales es menor que en la Sierra, pero se encuentran en mayor abundancia, por lo que el listado de yacimientos podría ser interminable:

  • Las calizas, dolomías y margas que orlan el piedemonte de la Sierra, los macizos satélites calcáreos y que constituyen los macizos de Sepúlveda y La Serrezuela, presentan normalmente: calcita, dolomita, yeso, pirolusita, hematites, limonita, pirita (limonitizada), ilmenita, sílex…
  • Las arenas y arcillas de las campiñas, vegas y la Tierra de Pinares presentan en ocasiones concentraciones de cuarzo, feldespatos potásicos y calcosódicos, micas (moscovita y biotita), hematites, limonita, uraninita, ilmenita, turmalina, rutilo, caolinita, esmectita, palygorskita, sepiolita…
  • Las calizas y margas de los páramos contienen abundantes yacimientos de calcita, yeso (espejuelo, en rosas, alabastrino…), dolomita, esmectita, sílex, ópalo, sepiolita, palygorskita, hematites, limonita…

Sin embargo, entre los yacimientos de mayor concentración, que se han explotado, o donde se han encontrado minerales de interés coleccionístico, cabría citar: Bercimuel, Burgomillodo (Carrascal del Río), Carbonero el Mayor, Cuéllar, Navas de Oro, Sacramenia, Sepúlveda, Valle de Tabladillo, etc.

En Valseca también hay ‘minerales raros’

Valseca, localidad que alberga el GeoMuseo, por su situación entre el piedemonte de la Sierra, las lastras y las campiñas, tiene minerales de las rocas que forman estas tres grandes comarcas de la provincia de Segovia.

En el término municipal hay más de una veintena de minerales diferentes, como el cuarzo, feldespato, calcita, micas, hematites, etc.

minerales-de-valseca-en-m3rf-valseca

Pero entre todos ellos, destacan por su ‘rareza’ y singularidad dos grupos de minerales en dos parajes de Valseca:

  • Minerales de San Medel y el Berrocal: en estos parajes hay antiguas minas de wolfram, donde aparecen minerales como la wolframita, casiterita e incluso molibdenita; además de pirolusita, pirita, calcopirita, hematites, goethita…
  • Minerales del camino de Ahusín: en las laderas de las cárcavas y barrancas aparecen minerales de la arcilla de propiedades curiosas, como la palygorskita o cuero de montaña (llamada antiguamente ‘tierra de Valseca’), que tiene propiedades absorbentes de los líquidos, por lo que se emplea para fabricar las ‘camas de gatos’ o el polvo que se echa en los circuitos de Fórmula 1 cuando hay un vertido de aceite.

Para saber más sobre los yacimientos minerales y los minerales de Segovia: