Cuando pensamos en la relación entre la Geología y las gasolineras (estaciones de servicio de combustibles) inmediatamente nos viene a la mente el importante papel de l@s geólog@s han tenido y tienen en la actualidad en la exploración, prospección y explotación de hidrocarburos (petróleo, gas, pizarras bituminosas, etc.). La Geología del Petróleo es toda una rama de aplicación de prácticamente todas especialidades de la Geología, en la que intervienen conocimientos de geofísica, estratigrafía, sedimentología, tectónica, cartografía geológica, petrología, mineralogía, paleontología, geoquímica, geología ambiental, etc.

L@s geólog@s y las gasolineras

Sin embargo hoy no vamos a hablar de l@s geólog@s del petróleo, sino de la también importante labor de los profesionales del mundo de la Geología en el establecimiento de nuevas gasolineras, en el cambio de titularidad de estos establecimientos de distribución de combustibles, y en su cierre y desmantelamiento.

Efectivamente, cuando se va a implantar una nueva gasolinera, es necesario realizar dos grandes grupos de estudios en los que suelen intervenir geólog@s:

Estudios geotécnicos

Como cualquier edificación o infraestructura, es necesario realizar una caracterización del substrato soporte, para asegurar que no se producen fallos en su estabilidad y capacidad portante o de carga. Para ello se suelen hacer los clásicos análisis mecánicos del suelo y la roca del subsuelo, cumpliendo con el Código Técnico de la Edificación (RD 314/2006, de 17 de marzo), que en su documento básico SE-C (Seguridad Estructural Cimientos), establece el alcance preciso de estos estudios respecto a los ensayos de campo necesarios: número de sondeos mecánicos y  ensayos de penetración estándar o SPT (del inglés Standard Penetration Test), así como el número y tipos de ensayos de laboratorio (granulometría, límites de Atterberg, contenido en materia orgánicas, resistencia, etc.).

Equipo de testificación geotécnica. Foto: Ildefonso Jambrina (ICOG).


Con ello se decide el tipo de cimentación de las edificaciones y excavaciones, su dimensionamiento y las medidas preventivas para evitar asientos diferenciales, colapsos y roturas, que pueden producir la contaminación de los suelos y las aguas subterráneas (zona no saturada y freática).

Estación de servicio (gasolinera) en la N-110 en las proximidades de Zarzuela del Monte, abandonada por, entre otros motivos, problemas geotécnicos asociados a arcillas expansivas en el subsuelo.

Estudios medioambientales

No hay que olvidar que, aunque las estaciones de servicio son elementos integrados en nuestra vida cotidiana, no dejan de ser instalaciones industriales que contienen sustancias peligrosas para la salud de las personas, ya que sus tanques almacenan líquidos inflamables, tóxicos para la salud y el medio ambiente; e incluso algunos elementos de las mezclas de hidrocarburos, presentan características que potencialmente pueden ser mutagénicos y carcinogénicos. Además, sus instalaciones, plagadas de elementos electromecánicos para que resulte sencillo su utilización a todos los usuarios, se enfrenta a riesgos de roturas en tanques y tuberías asociadas y/o derrames accidentales que pueden provocar problemas ambientales de contaminación e incluso de seguridad para la integridad de las personas.

Recuperación, mediante un pozo de extracción, de un acuífero contaminado por la fuga de carburante de un depósito enterrado de hidrocarburos. Fuente: ‘Las aguas subterráneas: Un recurso natural del subsuelo‘ (Fundación Botín).

Para salvaguardar y/o solucionar potenciales problemas ambientales que puedan derivarse de cualquier instalación industrial, incluidas las Estaciones de Servicio, clasificada como actividad potencialmente contaminante del suelo y las aguas subterráneas asociadas, la legislación estatal vigente, a través del RD 9/2005, de 14 de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados, establece cuáles son los elementos contaminantes que hay que analizar, en función del tipo de actividad industrial, que en el caso de las gasolineras deberá incluir el análisis de: hidrocarburos totales del petróleo (TPH), hidrocarburos monoaromáticos (Benceno, Tolueno, Etilbenceno y Xilenos -BTEX-), hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH) y ETBE/MTBE (Etilterbutileter y Metilterbutileter), éstos últimos como elementos antidetonantes de las gasolinas, que sustituyeron al plomo en esta acción. Asimismo, en el RD 9/2005 se establecen los estándares de calidad para cada una de las sustancias analizadas, en función de los usos del suelo en el entorno (industrial, urbano y otros usos), estableciendo si será necesario un Análisis Cuantitativo de Riesgos para la salud de las personas y/o los ecosistemas, para determinar si el recinto industrial genera o no, riesgo potencial para dichos elementos.

En este contexto, la contribución del geólog@ es básica por el conocimiento profundo que tiene de las características de los suelos (textura y estructura) y de las aguas subterráneas, como elementos básicos por donde se movilizarán las potenciales fugas de hidrocarburos líquidos que puedan acontecer en una gasolinera, así como en posteriores fases de saneamiento, allí donde sean precisas, puesto que un gran numero de técnicas de saneamiento aplican métodos físicos (bombeo y tratamiento on site –Pump & Treat-, ventilación de suelos –Soil Vapor Extraction, SVE-, inyección de aire en las aguas subterráneas –por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes del suelo y los criterios y estándares para la declaración de suelos contaminados.-, etc.), que requieren de un conocimiento profundo de las características del medio físico por donde se está movilizando la contaminación, y donde la Geología aporta su conocimiento para el establecimiento de las mejores técnicas de remediación de espacios contaminados.

Los testigos de sondeo de la nueva gasolinera de Carrefour en Segovia

Recientemente la empresa Carrefour ha abierto una nueva gasolinera entre el polígono industrial Acueducto y el centro comercial Luz de Castilla. Para ello ha encargado a una empresa los estudios geotécnicos y medioambientales correspondientes y preceptivos.

Los testigos de roca (cilindros extraídos por la máquina perforadora) de sondeos empleados en la caracterización medioambiental del suelo y la roca subyacente (gneises glandulares), fueron almacenados en cajas de plástico resistente y. una vez utilizados y analizados, han sido amablemente cedidos a la Asociación Geología de Segovia para que sean utilizados en tareas de divulgación y didáctica de la Geología, y para la educación ambiental, explicando estos estudios y controles geológicos y ambientales.

Las 11 cajas, conteniendo los testigos de suelo y roca de al menos 4 sondeos distintos que oscilan en profundidades de 2 a 4 m, han sido repartidos entre el GeoMuseo de Valseca (7 cajas de testigos de sondeo) y el Centro de Los Molinos, en el barrio de San Lorenzo, donde tiene su sede principal el programa Segovia Educa en Verde (4 cajas de testigos de sondeo).

Sólo nos queda agradecer a la empresa gestora de la gasolinera de Carrefour en Segovia la cesión de las cajas con los testigos de sondeos, para darles un segundo uso. Esperemos que se utilice adecuadamente de este recurso didáctico y divulgativo tan singular, posibilitando conocer a la sociedad la importante labor que l@s geólog@s realizan en instalaciones tan peculiares como las gasolineras.

Agradecimientos: la web Geología de Segovia agradece el asesoramiento del geólogo José Ignacio Galán Vergara (jigalanv@gmail.com), especialista en estudios medioambientales de contaminación de suelos, en la elaboración de esta entrada divulgativa, revisando y completando los textos; y a Ildefonso Jambrina (ICOG) por la cesión de una fotografía.